Le Voyage à Nantes
Nantes.Tourisme
Estuaire
Les Tables de Nantes
Les Machines de l’île
Château des ducs de Bretagne
Mémorial de l’abolition de l’esclavage

El proyecto
artístico

Les Machines de l’île es un proyecto artístico totalmente inédito. Nacido de la imaginación de François Delarozière y Pierre Orefice, se sitúa a medio camino entre los «mundos inventados» de Julio Verne, el universo mecánico de Leonardo da Vinci y la historia industrial de Nantes, en el emplazamiento excepcional de los antiguos astilleros.

Unas sorprendentes máquinas han venido a poblar la Île de Nantes. Estas maquinarias fuera de lo común nacen de las manos de los constructores de la compañía La Machine y cobran vida entre las otras Machines de l’île, a la vista del público. Sus idas y venidas entre el taller de construcción y la Galerie impulsan el movimiento en el corazón de las antiguas naves Dubigeon, dándole a esta isla una realidad misteriosa, como en aquellos tiempos en que se botaban buques para todos los viajes del mundo.

Mostrar el proceso de creación
Ambos diseñadores también han apostado por mostrar la integridad del proceso de creación, desde los primeros diseños de François Delarozière. Los materiales son brutos y los mecanismos aparentes. Los gestos de los constructores son visibles en todas las esculturas, de acero o madera. La visión del taller de la compañía La Machine complementa esta visita-espectáculo inédita de dimensión lúdica y pedagógica.

Una historia relatada por los maquinistas
Los maquinistas están al servicio de las Máquinas, a las cuales van a poner en movimiento y a dar vida, al tiempo que relatan su funcionamiento y su historia. La visita-espectáculo está acompasada por este despertar de las Máquinas que se transforman en animales o en monstruos.
Por esta razón, el universo de las Máquinas es idóneo para todas las generaciones y se adapta perfectamente a las salidas familiares y en grupo. No hay separación entre el mundo de los adultos y el de los niños. Los padres no son sólo acompañantes, preocupados por complacer a sus hijos; comparten su viaje y, detrás del animal, descubren la máquina en movimiento.

Los coautores

Pierre Orefice et François Delarozière, co-auteurs des Machines de l’île

 

Pierre Orefice
Licenciado en Ciencias Económicas y antiguo alumno de Ciencias Políticas en París, Pierre Orefice fue, de 1985 a 1998, productor y administrador de Royal de Luxe, la compañía de teatro callejero implantada en Nantes desde 1989. Asimismo, dirigió el proyecto Cargo 92. El buque Melquiades-Ville de Nantes que llevaba a bordo a cuatro compañías francesas – Royal de Luxe, Mano Négra, Philippe Découflé y Philippe Genty – hizo escala en ocho puertos de América del Sur.

Entre 1998 y 2007, Pierre Orefice se desempeñó como director artístico de la asociación Manaus, que creó y produjo espectáculos o eventos al aire libre en espacios urbanos. En calidad de tal, las ciudades de Anvers y Nantes le encomendaron la organización de las celebraciones del cambio de milenio los días 31 de diciembre de 1999 y 2000. En 2004, con motivo de las Floralies de Nantes, creó un acontecimiento al instalar «el puerto vegetal de la isla Feydeau», y en 2009 los «Jardines en los muelles» en el estanque Ceineray. En 2013, año Green Capital, esta instalación se volvió permanente. Manaus ha escenificado las representaciones exteriores del Estado de Groland desde 2001, en particular la animación del Festival de Cómic de Angoulême 2004, en el que Groland fue el país invitado de honor.

Coautor del proyecto de las Machines de l’île, en 2007 asume su dirección y también la de las Naves, programando sus temporadas culturales (teatro, música, circo, danza…), y organiza la feria Nantes Maker Campus.
Integra el fondo de dotación del Árbol de las Garzas creado en 2017 por Nantes Métropole, como codirector del proyecto.

François Delaroziere
Graduado en Bellas Artes en Marsella, François Delarozière funda en 1999 la asociación La Machine que interviene en la construcción de decorados de teatro, tiovivos y maquinaria de espectáculo. En su calidad de director artístico de la compañía, no ha dejado de explorar el arte de las máquinas en movimiento y su capacidad de suscitar emociones en el espectador.
En 2003, François Delarozière y Pierre Orefice crean Les Machines de l’île para acompañar la renovación urbana del extremo occidental de la Isla de Nantes realizada por Alexandre Chémetoff. Esta infraestructura turística y cultural abre el camino a las «máquinas de ciudad», estructuras móviles y perennes que dinamizan el espacio urbano.

En 2005, también participa en la reordenación arquitectónica del Channel, espacio escénico de titularidad pública de Calais, junto a Patrick Bouchain. En 2013, inventa el proyecto Los animales de la plaza en La Roche-sur-Yon.

Pronto verán la luz nuevos proyectos de máquinas perennes. En primer lugar en Nantes, con el Árbol de las Garzas del que será constructor y codiseñador. Las ciudades de Toulouse y Calais, en 2018 y 2019 respectivamente, acogerán nuevas creaciones.

François Delarozière es además escenógrafo y director de teatro. Así, ha iniciado Le Grand Répertoire – Machines de spectacle, una exposición-espectáculo presentada entre 2003 y 2006. Siempre en 2003, junto a Mino Malan, crea La Symphonie Mécanique, que combina el universo de la música clásica con las sonoridades mecánicas. En 2008, Les Mécaniques Savantes se presentan en exclusiva mundial en Liverpool, ese año capital cultural europea. Este bestiario mecánico se exhibe al año siguiente en Japón con ocasión del 150.o aniversario de la apertura del puerto de Yokohama. En 2010 se estrena un nuevo espectáculo: Le Dîner des petites mécaniques, que reinventa el arte de la mesa, mientras levanta vuelo L’Expédition végétale y su tripulación de científicos botánicos.

LongMa Jing Shen, su última creación, pone en escena un Caballo Dragón diseñado para el cincuentenario del establecimiento de las relaciones diplomáticas entre Francia y China en Pekín, en 2014. Desde entonces, fue presentado en Nantes, Calais y Ottawa.